A dos bolas

Publicado: 19/11/2008 en Tenis

COPA DAVIS / MUESTRA LAS CARTAS

Del Potro afirmó que prefiere arrancar frente a Feliciano López, con puntos cortos, para preservar su físico. Es el que más partidos jugó en los últimos cuatro meses.

delpo1

¿Será la zanahoria para el conejo? ¿O la transparencia de un pibe que no habla con doble intención? “Me da lo mismo jugar contra López o Verdasco. Feliciano saca mejor y Fernando es superior desde el fondo de la cancha. Aunque creo que, para cuidar mi físico, me convendría jugar con Feliciano, porque los puntos pueden ser más cortos”, analizó Juan Martín Del Potro en la reunión de prensa. ¿Verdad o consecuencia?

El capitán español Emilio Sánchez Vicario juega al misterio, dice que el nivel de sus jugadores lo hace dudar, reconoce que Verdasco anda con un problemita de tendinitis rotuliana, que no hay definición todavía (ver página 34)… López se ha entrenado principalmente con Marcel Granollers, un flaco que mide 1,90 y le pega a la bola parecido a Del Potro. Encima, Feliciano se adapta mejor a superficies rápidas. Esto lo da como candidato a jugar un single el primer día, salvo que Sánchez Vicario haya tomado nota del deseo de Delpo y trate de incomodarlo más con Verdasco. Todo para hacer posible el sueño de Ferrer, un 1 a 1 el primer día.

Si el tandilense no está muy disminuido físicamente, el juego que pretende de puntos cortos es lo que ha hecho toda la vida. Días atrás, el hombre que le enseñó a jugar al tenis, el entrenador Marcelo Gómez, le explicó a Olé que, precisamente, para eso está preparado Del Potro: “Por su físico, siempre pegaba estirones, supimos que iba a costarle bastante trasladarse en la cancha e hicimos de él un jugador agresivo, ofensivo, para jugar puntos cortos”.

La jornada de ayer fue mucho más intensa que la del día de llegada para el número 9 del mundo. El lunes se dedicó a tomarle el pulso a la carpeta sintética, “más rápida que en París Bercy y el Masters de Shanghai”. En menos de 24 horas, en la superficie ya se vio la virulencia de sus golpes. Para recuperar el tiempo perdido, por la mañana practicó con Eduardo Schwank. Y por la tarde se sacó chispas con José Acasuso. La idea es que hoy vuelva a ser intenso en su tenis para mañana velar armas. Seguramente, Alberto Mancini le pondrá enfrente a Mariano Puerta, el zurdo que hace de sparring para imitar golpes y tácticas de López y Verdasco. Del Potro está a apenas 168 kilómetros de su Tandil natal. En consecuencia, a su alrededor ya se mueve una troupe de amigos y familiares. Ese cariño pretende sustituir el dolor físico que suponen sus dos uñas maltrechas y que lo hacen jugar con una aplicación de cremas analgésicas que “me duermen el pie pero solamente por una hora”, como volvió a explicar. Se descuenta que en un partido largo, el que no quiere Delpo, la única solución es la infiltración. “Me pincho, no hay drama”, dice.

Ayer anduvo con la cara más fresca. “Ya duermo mejor”, aclara en su adaptación al cambio horario de China a la Argentina. Y sólo piensa en la preparación: “Tengo prioridad para usar la cancha”. Sólo le resta saber el rival…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s