COPA DAVIS

Publicado: 14/07/2010 en Tenis

Es el Rey de la Davis

Cuando el león ruge, el resto de la selva calla...

Gran lucidez y ejecución de Nalbandian ante Youzhny en Moscú.

Tremendo partido, otra vez, de Nalbandian. Aplastó a Youzhny con autoridad e hizo historia. Tras la caída de Schwank en el cuarto punto, todo dependía del Rey. Y no falló. Rugió su mejor tenis y llevó al equipo argentino a las semis de la Copa Davis. Rusía llevaba 15 años sin perder una serie en Moscú… Ahora, a visitar a Francia.

Héroe. Otra vez. Está hecho para esto, para la Copa Davis. Por sus venas corre sangre diferente. Su cabeza absorbe cualquier presión y la transforma en ideas, panorama de juego, mentalidad ganadora. David Nalbandian apenas jugó 13 partidos en lo que va de la temporada, la nada misma para un tenista, pero llegó a Moscú y limpió el viernes al 6 del mundo y hoy al 14. En sets corridos. Una bestia.

Hacía 15 años, y 23 series, que el equipo ruso no caía en un enfrentamiento por la Copa Davis en su propia casa. Incluida, claro, la final en la que derrotó a la Argentina. Pero todo llega. Ahí retumba el grito en el estadio Olímpico de Moscú, el alarido del cordobés ante la bola larga de Youzhny, el delirio por el 3-2 que ya es un hecho, el festejo con Zeballos, Schwank y Mayer a los saltos en el medio de la cancha.

Pero este triunfo que tiene aristas históricas también se debe al dobles, al triunfazo de Zeballos y Schwank que puso la serie 2-1. Hoy, temprano, Schwank no pudo bancar la ventaja ante Davydenko y cayó en cuatro sets. La bola le pasaba, una vez más, a Nalbandian. Y hubo un tenis granítico para bancar la parada. El cordobés resolvió con autoridad los cierres de los dos primeros sets: en el inicial, muñequeó con paciencia en el tie break; en el segundo, dio cátedra en el último game. Y como si fuera una continuación, en el tercero quebró de arranque y dejó inutilizado a su rival.

Ahora, viene Francia, en París. Ahora vienen las semifinales. Habrá que ver si se recupera Pico Mónaco. Habrá que ver si llega Juan Martín del Potro. Habrá que ver si el dobles se transforma, como ya demostró que puede, en un punto para depositar confianza. Habrá que ver todo eso y más. Pero siempre y cuando esté Nalbandian.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s